MMXN se suma como criptomoneda respaldada en pesos mexicanos

La fiebre de criptomonedas no ha dejado crecer en todo lo que va del año. Hoy se confirma que Moneta, empresa dedicada a los pagos digitales lanza MMXN; la cual operará como una stablecoin respaldada por el peso mexicano.

Primero que nada, podemos definir una stablecoin como una criptomoneda diseñada para minimizar la volatilidad del precio; esto con el fin de enfrentar el escenario inestable que caracteriza al mercado criptofráfico. Es así que una stablecoin es un token que si bien puede ser vinculado a una criptomoneda, productos negociados en la bolsa (metales preciosos, recursos naturales) o como en este caso una moneda fiat.

En declaraciones de Moneta, la empresa planea ofrecer a sus clientes la compra de otras criptomonedas a través de MMXN; esto a partir de los 1.000 pesos y con una proyección a entrar como pago en establecimientos comerciales y por supuesto al negocio de las remesas. Tomando en cuenta lo último, según datos del Banco de México durante 2020 las remesas aumentaron un 11% llegando a un total de 40.606 millones de dólares. Dicho esto, la idea de ver este mercado con las múltiples ventajas que conllevan las criptos resulta una gran oportunidad. Estas ventajas consisten en una operación de 24 horas los 7 días de la semana, costos considerablemente menores a los bancos tradicionales y por supuesto el fomento de la inclusión financiera. Esto tomando en cuenta que siete de cada diez personas activas, no cuentan con una cuenta bancaria en México.

Mientras tanto el Banco de México no se ha mostrado muy entusiasmado ante el ecosistema cripto en general. Esto en palabras del gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León: “Los criptoactivos están en su territorio, en su espacio, sentimos que debemos ser muy cuidadosos de esa sana distancia entre los dos para evitar confusiones de cara al consumidor”.

De igual manera Díaz de León reitera que tanto en Banxico como en múltiples bancos centrales en el mundo, “se está haciendo una profunda revisión acerca de cómo proveer de la mejor manera posible las monedas digitales”. Como tal, un ejemplo palpable que han tenido otros países frente a estos activos se encuentra China; país que desde el 2020 empezó el desarrollo de la primera criptodivisa emitida por un Banco Central. Otro ejemplo, podría ser El Salvador que a diferencia del tratamiento genérico que está brindando países como Estados Unidos (Ruling-19 o el Notice 2014); aprobó mediante el congreso la famosa “Ley Bitcoin”. Contemplando únicamente dicha criptomoneda, poniendo en su numeral 2 que el precio será “establecido libremente por el mercado”.

Por su parte, José Guadiana VP de Comunicaciones de Moneta Digital declaró “Nosotros somos una stablecoin, es un activo digital. El MMXN no es de ninguna manera un peso mexicano digital y no se emite para reemplazar o sustituir al peso”.

Para explicar dicha declaración me remitiré a ejemplificar en donde podemos encontrar proyectos bajo las mismas características. Por un lado tenemos Tether y True Coin; ambas respaldadas por el dólar estadounidense. En este caso, Tether sin duda ha sido la mas exitosa (2.600 millones USD en su participación) y para utilizarla, los clientes podrán depositar y recibir a cambio tokens de la compañía llamados USDT.

Dicho lo anterior, MMXN funcionará de una manera similar. La empresa declaró que cuenta con el respaldo de Kriptal, un capital de riesgo que es conocida por ser incubadora de proyectos de blockchain. Teniendo un respaldo directo y de igual manera existirá “una cuenta bancaria donde se deposite ya sea de la misma institución que se está creando o por parte de los usuarios que adquieren” dijo Salvador Vidal, presidente de la fintech Snowball. La diferencia aquí radica en que MMXN con el fin de prevenir el lavado de dinero y en contrario a los principios de la tecnología misma sobre la Self Sovereign ID, harán los procesos de KYC (know your customer) para así determinar la procedencia de recursos.

Otro punto a destacar es que en su whitepaper, se menciona que contará con una arquitectura “híbrida”. Esto quiere decir que aprovechará la escalibilidad del POS (proof of stake) y la certeza y seguridad que brinda el POW (proof of work). También contará con una plataforma cruzada. Esto quiere decir que MMXN operará en múltiples cadenas, esto según su whitepaper:

Por ejemplo, MXNC también se entrega como Token ERC-20 en Ethereum, sin embargo, toda la liquidación se realiza en la red MXNC. Este modelo funcionaría en muchas otras cadenas de bloques como Stellar, Vechain, Zilliqa, EOS y otros según sea necesario.”

Para finalizar, su modelo económico consistirá en estas tarifas:

Tarifa de depósito Fiat: 0.1%
Tarifa de retiro de Fiat: 0.5%
Comisión de transacción: 0,1%

En conclusión podemos decir que las stablecoins son buenas para el ecosistema y para la certeza y seguridad de todos los que circulen financieramente en el ecosistema. No obstante debemos darle la importancia a su enseñanza y funcionamiento, esto con el fin de poder optimizar las ventajas que esta tecnología nos ofrece y que sepamos establecer un criterio técnico respecto a las criptomonedas.

Deja un comentario