De la nobleza a la industria fintech, el príncipe Harry y Meghan Markle se suman a Ethic

Harry y Megan, la afamada pareja que conmovió al mundo entero apuestan por el mundo de las inversiones. Siendo más precisos, apuestan por la industria fintech. Se trata de Ethic, una empresa que se encarga de administrar activos de tecnología financiera en el espacio de gobierno, social y ambiental de rápido crecimiento, como “socios de impacto” e inversores.

La fintech tiene 1.3 billones de dólares bajo administración y crea cuentas administradas por separado para invertir en temas de responsabilidad social. Ante esto, Meghan declaró en DealBook en una entrevista lo siguiente:

“Mi esposo ha estado diciendo durante años: ‘Dios, ¿no te gustaría que hubiera un lugar donde si tus valores estuvieran alineados de esta manera, podrías invertir tu dinero en ese mismo tipo de cosas?'”, Dijo Meghan. Fueron presentados a Ethic por amigos, dijo.

Aquí la pregunta radica en ¿Qué es Ethic?

Ethic es una fintech que busca alinear las inversiones con las convicciones éticas de los inversionistas. Esto es honorable y algo bastante fácil de controlar por los propios inversores al considerar la deuda directa y las inversiones de capital. Pero cuando se trata de invertir en los mercados públicos, garantizar la adecuación de la misión puede ser extremadamente difícil. Es difícil encontrar los datos de impacto necesarios para tomar una decisión por su cuenta y muchos administradores de patrimonio tradicionales simplemente no tienen una visión progresiva del valor cuando se trata de este tipo de inversiones.

Es ahí donde entra Ethic, un gestor de activos sostenible impulsado por tecnología. La empresa crea carteras de acciones sostenibles que están diseñadas para realizar un seguimiento estricto de su índice de referencia elegido.

En palabras de Dough Scott, uno de sus cofundadores, el impacto que se busca con Ethic radica en “ayudar a abordar los problemas que definen nuestro tiempo al dirigir el capital de inversión institucional hacia empresas sostenibles y lejos de las insostenibles, sin sacrificar el rendimiento de la inversión. Al impactar positivamente el flujo de importantes fondos de capital de inversión pasiva de capital (piense en billones de dólares), nos esforzamos por mejorar la vida de millones y abordar problemas críticos como la crisis climática.”

Con esto, Harry y Meghan esperan con esta inversión, hacer que las personas sean más deliberadas en su elecciones y conscientes de invertir en empresas sostenibles “Ya tienes a la generación más joven votando con sus dólares y sus libras, ya sabes, en todo el mundo cuando se trata de marcas que seleccionan y eligen” comenta Harry.

Deja un comentario