SEON: Por qué la lucha contra el fraude debe ser accesible para todos

El fraude ya no es solo algo que se hace desde un sótano al otro lado del mundo. Debido a la digitalización acelerada, el fraude en línea ha experimentado un alto crecimiento en los ultimos meses, especialmente durante y después de la pandemia. A medida que algunas personas luchan por llegar a fin de mes, pasar a una vida de fraude en la que una víctima desprevenida a la que nunca conocerán sufre las consecuencias, parece la forma más fácil de resolver su problema. En un momento en el que cualquiera es susceptible al fraude en línea, es fundamental que todos tengan los medios para protegerse.

Jimmy Fong se desempeña como CCO en SEON, los luchadores contra el fraude. Tiene más de 13 años en el espacio de pagos en línea y fraude como parte de los pioneros en tecnología de fraude CyberSource (adquirido por $ 2 mil millones por Visa), GlobalCollect (adquirido por Ingenico por $ 1 mil millones y más tarde InAuth (adquirido por American Express por $ 250 millones). La pasión mezcla la obsesión nerd por la tecnología y el crecimiento hipercomercial.


¿Qué es SEON?

SEON se esfuerza por ayudar a las empresas en línea a reducir el costo, el tiempo y los desafíos que enfrentan debido al fraude. Los usuarios pueden ser desde un líder financiero global o una pequeña empresa emergente de comercio electrónico, SEON busca crear soluciones para la gestión del fraude y que sus clientes puedan concentrarse en lo que importa: hacer crecer y escalar su empresa.


Fong analiza cómo los estafadores ahora comparten experiencia, realizan seminarios de capacitación y crean herramientas de software con la misma experiencia que la industria antifraude, y que si el público no tiene cuidado, para 2025 se podrían haber hecho más de $ 10.5 billones en daños. como resultado de un fraude:

La primera es que cada vez más personas gastan y administran dinero en línea. En 2020, mientras que las ventas minoristas generales cayeron un 1,9%, el comercio electrónico creció un 46%, su mayor crecimiento en más de una década. Ha estado creciendo desde el primer «boom de las puntocom» (y caída) de finales de los noventa, hasta la primera venta online (un álbum de Sting).

La segunda es que el fraude online y el ciberdelito en general también están creciendo. Se espera que crezca un 15% por año, causando hasta $ 10.5 billones en daños cada año para el 2025. Esto puede afectar literalmente a cualquier persona o cualquier cosa que esté en línea, desde individuos hasta gobiernos, y hay grupos de ciberdelincuencia que ganan tanto como cualquier otro. de las empresas que aparecen en esta publicación. Los delincuentes comparten conocimientos, realizan seminarios de formación y crean herramientas de software con la misma experiencia que la industria antifraude.

Ninguna de las dos tendencias comenzó debido a la reciente pandemia, pero ambas se aceleraron enormemente. Más personas que nunca fueron incapaces de realizar tareas cotidianas que daban por sentado, desde pagar un cheque en un banco hasta hacer una apuesta en el fútbol o comprar comida para llevar, en cualquier lugar menos en línea, lo que dio lugar a una generación de ‘debutantes digitales’ que nunca antes se comprometió con las posibilidades de Internet. Con una recesión económica generalizada en todo el mundo, más personas que nunca recurren al crimen para llegar a fin de mes, y el ciberdelito es una forma fácil y relativamente segura de ganar dinero si no le importa quién se lastime.


La creación de SEON

Cada superhéroe tiene una historia de origen. Para los luchadores contra el fraude en SEON, todo comenzó cuando Tamas y Bence se conocieron en la universidad en 2016 y se unieron por su interés en las criptomonedas. Su primer proyecto juntos, de hecho, fue un intercambio de cifrado para la región de Europa central y oriental. Desafortunadamente, pronto fueron blanco de constantes ataques de estafadores.

Después de probar varias soluciones de prevención del fraude, llegaron a la conclusión de que podían construir una mejor ellos mismos. Y funcionó: su herramienta era tan eficiente que otras plataformas de cifrado y comerciantes de alto riesgo pronto preguntaron si también podían usarla. El resto, como ellos dicen, es historia…


Antes solo las empresas más grandes debían preocuparse por la ciberseguridad, y las pymes confiaban en que pasarían desapercibidas para los delincuentes, ahora todas y cada una de las empresas que realizan cualquier tipo de transacción en línea deben considerar qué tipo de seguridad necesitan. Pocos, excepto los más grandes, pueden desarrollar su propia solución interna a medida; es costoso, requiere mucho tiempo y requiere conocimientos especializados que escasean.

Estadísticas del sobre el fraude cibernético en México

Datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), revelan algunas alarmantes cifras en su reporte acumulado al tercer trimestre de 2019.

  • Había más de 6,6 millones de quejas por algún tipo de fraude.
  • Los delitos cibernéticos representaron el 66%, mientras que los otros tipos de fraudes en México fuera de Internet alcanzan un 34 por ciento.
  • Las estafas por Internet aumentaron un 38% en relación con el año anterior.
  • El monto de los reclamos por fraudes financieros en México en entornos digitales ascendió a 8,568 millones de pesos. Más del 80% de los casos resolvieron a favor del usuario, sin embargo, las respuestas requieren de tiempo para resolverse.

¿Qué hacer si sufriste un fraude?

1. Contacta al vendedor.
Si realizaste la compra por medio de un intermediario o en un marketplace, comunícate con su servicio de Atención al Cliente. Ellos te pueden ayudar a contactar al vendedor o gestionar la devolución de tu dinero.

2. Habla con tu banco.
Si realizaste la compra con tarjeta de crédito o débito estás protegido contra estos casos. Puedes reportar que tu compra fue un fraude y aportar la evidencia de tu transacción. Al hacerlo se hace una devolución a tu tarjeta.

3. Denuncia ante las autoridades.
Ya sea si logramos recuperar nuestro dinero o no, es importante que hagamos nuestra denuncia a las autoridades pertinentes, al igual que lo haríamos si sucediera en una tienda o negocio físico.

Deja un comentario