Open Banking

El Open Banking o Banca Abierta es un sistema en línea en el que los clientes de las Instituciones Financieras autorizan compartir su información con otras entidades.

El modelo surge a partir de la Revolución Global de Datos, un movimiento creciente en todo el mundo, a través del cual los datos se integran cada vez más en las distintas áreas de nuestras vidas. Cada vez que usamos nuestros celulares, correo electrónico, búsquedas en línea, compras en internet, se generan una gran cantidad de datos. El uso y análisis de estos datos masivos han impactado todas las industrias de una forma nunca antes vista.

APIs

Esta revolución viene de la mano de la revolución de las Interfaces de Programación de Aplicación (APIs), que son un conjunto de módulos de software, herramientas y protocolos que permiten a varias plataformas, sistemas y aplicaciones comunicarse entre ellos e iniciar procesos. Las APIs se han vuelto populares por su gran potencial para integrar plataformas y aplicaciones, permitiendo así a organizaciones ser más eficientes, crear nuevos modelos de negocio y escalarlos de forma rápida.

El sector financiero no ha quedado fuera del aprovechamiento de esta revolución de datos y APIs. A través del Open Banking se ha alineado con ella y con los cambios sociales y una sociedad que demanda cada vez más transparencia y esquemas más eficientes y fáciles para poder compartir información.

Estos nuevos modelos de transferencia de datos están creando un ecosistema financieros más abierto, innovador y centrado en el usuario.

Status de la Banca Abierta en México

México está desarrollando su propio estándar de banca abierta con el objetivo de redefinir la competencia nacional para beneficiar a los consumidores y las pymes, así como y acelerar la inclusión financiera. Considerando que los 7 principales bancos poseen el 78% del mercado en México, el estándar podrá ayudar a reducir el riesgo de monopolios de datos. Así como impulsar el crecimiento de una competencia sana entre los proveedores del sector financiero. Lo anterior con el objetivo de beneficiar a consumidores pymes y personas que actualmente están marginadas del sistema financiero.

La Ley Fintech establece los cimientos para uno de los elementos con mayor poder de transformación en el sistema financiero: la obligación de establecer APIs a las entidades financieras, los transmisores de dinero coma las sociedades de información crediticia, las cámaras de compensación de medios de pago, las instituciones de tecnología financiera y las sociedades autorizadas para operar con modelos novedosos; abarca prácticamente a todo el ecosistema financiero.

México ya está posicionándose como un líder de Banca Abierta a nivel mundial gracias a la publicación de la Ley Fintech que requiere la publicación de APIs abiertas desde la industria de servicios financieros. Este nuevo impulso representa una gran oportunidad para que el país siga desarrollándose, creando soluciones cada vez más innovadores para abarcar los retos de inclusión financiera en México.

Escucha nuestro podcast:

Open Banking

Deja un comentario