Las Mejores Tarjetas Fintech

Hoy en día existen anuncios de nuevas tarjetas de crédito y débito. Muchas de ellas son productos «Fintech», por lo tanto los productos financieros se vuelven más tecnológicos que bancarios. Estas tarjetas se asocian con bancos y actúan como intermediarios para ofrecer nuevas funciones y abarcar un mercado de clientes desatendidos. Ofrecen mejores programas de recompensas, nuevas maneras de aprobar créditos y pago de rendimientos solo por tener dinero en la cuenta.

Como se mencionó, existen tanto tarjetas de débito como de crédito.  Las tarjetas de débito tienen el objetivo de acercar a los clientes con opciones de inversión y préstamos de una manera sencilla. A continuación se mencionarán las mejores opciones y cómo se comparan con un banco tradicional. 


Tarjetas de Débito

Bnext

Esta Fintech fue creada en 2017. La tarjeta de débito se consigue a través de una aplicación y promete no cobrar comisiones por anualidad ni la necesidad de saldos mínimos. Así mismo, la aplicación da la opción de una tarjeta digital. 

Dentro de la aplicación móvil se pueden hacer pagos de servicios de telefonía, electricidad, entre otros. A diferencia de los bancos tradicionales, Bnext cuenta con establecimientos que no cobran comisión al hacer un depósito en efectivo cómo Comercial Mexicana y Farmacia Benavides. Algo especial que tiene esta Fintech es que da la opción a sus usuarios de invertir y ahorrar dinero en criptomonedas, bienes raíces, fondos indexados y Dinn. En caso de necesitar un préstamo, Bnext tiene un marketplace donde acercan al usuario con empresas prestamistas como Yotepresto y Kueski, los préstamos van desde los $2,000 pesos hasta los $325,000 pesos.

Otros valores agregados que tiene esta Fintech es que cuenta con dos tipos de tarjetas, una estándar que no tiene comisiones ni anualidades y una tarjeta premium con una anualidad de $1,800 pesos. Ambas tarjetas cuentan con un programa de recompensas donde consiguen un reembolso para sus clientes en marcas como Pandora, Sephora, AliExpress, Nike, entre otras. Bnext Premium cuenta con un seguro todo terreno con el cual se activa un seguro de viaje con garantía mundial. Este seguro otorga una asistencia sanitaria de 6 millones de pesos, indemnización de hasta $8,000 pesos y afirma que todas las compras serán aseguradas; de igual manera la aplicación cuenta con una opción de un seguro de auto con Crabi y un seguro de vida.

Albo

Albo es una tarjeta orgullosamente mexicana creada en 2016. La Fintech busca simplificar y transparentar los procesos para recibir, transferir, y gastar el dinero libremente. La tarjeta no tiene cuota mensual, saldo mínimo, o cargo por cerrarla. También cuenta con la opción de la tarjeta digital para tener más seguridad con las compras en línea.

Un valor agregado que tiene esta tarjeta es que cuenta con una plataforma online para administrar el dinero de un negocio, cuenta con una interfaz intuitiva, apertura express y transacciones simultáneas. Dentro de la app existe una opción de visualización de gastos donde se hacen gráficas, las cuales explican todos los movimientos del mes, representando así una manera menos compleja de tener control sobre gastos. Albo cuenta con «espacios» para dividir el dinero y controlar las finanzas personales.

En Albo se pueden hacer pagos de tarjetas de crédito de BBVA, Citibanamex, Liverpool y HSBC. De igual manera, esta tarjeta cuenta con la facilidad de depósitos en efectivo en OXXO, algo que la tarjeta Bnext no tiene. Sin embargo no existen programas de recompensas. 

Hey, Banco

Esta Fintech está totalmente regulada, ya que es una marca del banco Banregio. Como las demás tarjetas, no existen comisiones de apertura, anualidad o saldos mínimos. La tarjeta se consigue a través de la app como las demás Fintech y permite el pago de ciertas tarjetas de crédito y el pago de servicios. La gran ventaja es que gracias a que pertenece a Banregio sí se pueden hacer retiros en cajero sin comisiones, tanto en los cajeros del banco al que pertenece y en Scotialbank, Banbajio e Inbursa.

Algo espectacular que tiene esta Fintech es que si el usuario mantiene un saldo promedio de $3,000 pesos, sin hacer movimientos se empiezan a generar rendimientos del 5.5% anual. Si no se puede tener el saldo promedio, la misma aplicación cuenta con un apartado de ahorro, en donde se puede transferir dinero y otorgan rendimientos del 6% anual.


Se puede decir que al utilizar una tarjeta de débito Fintech no existe la necesidad de hacer filas, no existen sucursales, y se usan aplicaciones intuitivas. Es importante aclarar que todas las tarjetas físicas de estas Fintech requieren de una transferencia mínima de $100 pesos para activarse y llegan al domicilio del usuario en cuestión de días. 

Por otro lado, las tarjetas de crédito Fintech buscan abarcar el mercado de clientes que no cuentan con un historial crediticio y personas que buscan mejorar su score en el buró de crédito. A continuación se mencionan algunas opciones a considerar para obtener una tarjeta de crédito Fintech. 


Tarjetas de Crédito

Stori

Stori promete dar al cliente su primera oportunidad en el crédito. Fue lanzada a finales del 2019 buscando atender el mercado de los primerizos, el cual ha sido ignorando por los bancos tradicionales. Con ayuda de la Inteligencia Artificial y Machine Learning Stori se enfoca en jóvenes que inician en su vida laboral, y personas que no cuenten con algún historial negativo en el buró. 

Todo el proceso para obtener la tarjeta es mediante la aplicación  y se otorgan créditos desde $1,000 hasta $10,000 pesos dependiendo del comportamiento del usuario. Debido a que es una tarjeta Mastercard puede ser utilizada en cualquier parte del mundo, además cuenta con tecnología contactless para pagar solo acercando la tarjeta a la terminal. Ofrece el 5% de cashback en establecimientos como Dominos Pizza y Starbucks. 

Desafortunadamente Stori maneja una tasa de interés anual de 69.9%, la cual puede ser justificable, ya que el mercado al que atienden no cuenta con historial, sin embargo es alta. No ofrece programas de recompensas ni la oportunidad de participar en compras a meses sin intereses. 

Rappi

Varios clientes se sorprendieron al ver que la aplicación de servicio de comida Rappi ofreció a sus clientes la oportunidad de tener una tarjeta de crédito y débito llamada Rappi Card. 

Dicha tarjeta ofrece varios beneficios como el cashback del 1% al utilizar la tarjeta física, el 2% al usar la tarjeta virtual y el 3% en caso de usar la tarjeta dentro de Rappi. Esta tarjeta sí cuenta con la oportunidad de participar en promociones a meses sin intereses como en MacStore y Despegar.com, además de descuentos en KFC y KrispyCream.

La Rappi Card de crédito no cuenta con anualidad. Tiene un CAT del 58.9%, lo cual no afecta al usuario sí cumple con los pagos de su tarjeta a tiempo. El trámite de esta tarjeta es a través de la aplicación de Rappi, desafortunadamente si es necesario contar con un historial en el buró de crédito para obtenerla, por lo tanto no es la mejor opción para ser el primer instrumento de crédito para un primerizo.

Nubank

La tarjeta de crédito Nubank es bastante llamativa la cual se solicita desde su página web donde el usuario entrará en una lista de espera. Esta tarjeta puede ser otorgada a personas que no cuenten con historial crediticio, se dan líneas de crédito a partir de $2,000 pesos, las cuales pueden crecer conforme el uso del usuario.

Nu fue considerada como una de las Fintech más innovadoras, incluso en 2019 fue considerada como el mejor banco en Brasil de acuerdo a Forbes. La tarjeta se considera nivel oro, no tiene comisiones, ni anualidad y su tasa de interés se mantiene al 47% anual. 

En la aplicación se puede solicitar la tarjeta en tan solo tres minutos y cambiar la fecha límite de pago,  ajustar el límite de gastos mensuales y cuenta con tarjeta virtual 24 horas después de ser aprobada. Se otorgan estadísticas de gastos y notificaciones instantáneas al momento de realizar una compra. 

Nu busca distinguirse al ofrecer servicio al cliente humano, sin necesidad de cambios de personal en la línea telefónica y servicio las 24 horas del día. Se enfoca en dar claridad a sus usuarios sobre sus cuentas y ayudar para que tomen las mejores decisiones financieras. Ofrece la posibilidad de entrar a compras a meses sin intereses y la oportunidad de obtener descuentos al pagar anticipadamente llamados «Descuentos por pronto pago».


Claramente cambiar lo que conocemos como tarjeta de débito a una tarjeta Fintech o el adquirir una tarjeta de crédito fuera de los bancos tradicionales es algo totalmente nuevo. No es recomendable dejar los bancos tradicionales atrás, pero si es una buena estrategia financiera para poder administrar nuestro dinero con tarjetas que nos puedan dar rendimientos, proteger nuestro dinero de la inflación y dar una mejor visualización de nuestros gastos e ingresos, claramente una opción bastante fácil para empezar el portafolio de inversión. ¿Cuál Fintech escogerías tú?

Deja un comentario