Las monedas digitales emitidas por bancos centrales

Publicado

El desarrollo de las criptomonedas en los últimos años ha desencadenado un debate sobre si los bancos centrales podrían emitir efectivo en formato digital.

Entre algunas de las dudas que existen alrededor del mercado de criptoactivos se encuentran: ¿las criptomonedas podrían ser las monedas del futuro?, ¿existe la posibilidad de mejorar el modelo financiero que proponen?, ¿el mejor momento para invertir es cuando los bancos lancen sus propias criptomonedas?, ¿qué han podido aprender los inversionistas con los movimientos drásticos del mercado de criptoactivos? 

¿En qué se basa el modelo financiero de las monedas digitales? 

Es importante definir que las criptomonedas en pocas palabras son activos de tipo digital o virtual, las cuales no poseen un soporte o respaldo físico ni institucional, ya sea por alguna entidad financiera o algún país determinado, más han resultado una opción acertada en cuanto a inversión y medios de intercambio. 

Están basadas en la tecnología blockchain, la cual funciona como una especie de libro de contabilidad digital en donde se almacenan todas las transacciones que se ejecutan en la red, las cuales no pueden ser modificadas ni alteradas bajo ningún concepto, todas las copias de dicho libro se encuentran controladas por múltiples sistemas informáticos. 

¿Las criptomonedas podrían ser las monedas del futuro? 

Para muchas personas existen muchos termino alrededor de las criptomonedas que aún no quedan muy claros y esto se transforma en desconfianza, debido a que la garantía de las monedas Fiat como por ejemplo el dólar se basa en el respaldo que le otorga el país o la institución que la emite. 

La gran problemática que gira alrededor de las criptomonedas como por ejemplo Bitcoin y Ethereum es que su único respaldo es la confianza que sus usuarios poseen en ellas, no existe otro soporte más que la libre oferta y demanda que existe en este mercado financiero digital sin la intervención de la conocida mano negra de alguna institución o gobierno. 

Detrás de este sofisticado sistema financiero digital se encuentra es un sistema informático que opera bajo la tecnología de blockchain, sin ninguna otra garantía. 

Por citar un ejemplo en comparación con el sistema financiero tradicional, si una persona extravía sus claves de acceso a su página o a su cuenta bancaria, se dirige a la entidad bancaria y allí recupera la información, pero, si el caso es las claves de acceso a sus criptomonedas, es mejor considerar perdido el dinero, ya que no existe forma alguna de recuperar dicha información, no hay nadie que dé respuesta ni a quien reclamar.  

Para responder la incógnita que anteriormente se expone, como sistema de transacción confiable y seguro basado en la blockchain funciona muy bien siempre y cuando no se rompa la interconexión con esta última o deje de funcionar de forma tradicional. 

Desde el enfoque de inversión, es importante estar conscientes al momento de invertir en criptomonedas que las mismas son productos de tipo financiero digital altamente especulativo, donde su valor no está respaldado, así como puede aumentar abruptamente también puede disminuir si no se toman las decisiones oportunas. 

El aumento o disminución de valor de un determinado criptoactivo hace referencia estrictamente a la confianza que sus usuarios poseen en ella, puede que sin un respaldo real si las personas no encuentran una utilidad lo suficientemente importante entonces pudiera dejar de utilizarlas. 


Otra razón para que los gobiernos defiendan las monedas digitales es la recopilación de datos. En el caso de China, las autoridades dijeron en el lanzamiento del piloto que garantizarán el anonimato, pero persisten las dudas. De cualquier manera, los datos recopilados en los pagos oficiales de blockchain podrían ser valiosos para los gobiernos, ya sea que utilicen una investigación anónima o un rastreo más invasivo como se teme en el caso de China.

Otros países que se encuentran en una fase piloto de una moneda digital del banco central incluyen Rusia, Tailandia, Indonesia, Corea del Sur, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita. Aunque no está claro qué programa podría tener un lanzamiento adecuado a continuación. El rastreador del Atlantic Council registra planes concretos para lanzar una CBDC en Canadá, Australia, Brasil e India, entre otros.

El euro digital también se encuentra en su fase de desarrollo, con un piloto programado para 2023 en las naciones participantes. Lituania es el único país de la eurozona con su propio proyecto de CBDC, una moneda coleccionable en su fase piloto, mientras que el país de la eurozona, Austria, está investigando una moneda blockchain mayorista.

En lo que respecta a las naciones que no pertenecen a la zona euro, Suecia ha llegado más lejos en Europa, con una segunda fase piloto de la corona digital que concluyó este abril. Un piloto de moneda digital ocurrió en Ucrania en 2019 y, según los informes, el trabajo en el proyecto continúa a pesar de la guerra.

Con CBDC, por cada moneda emitida digitalmente, una moneda física se saca de circulación (o se resta de la nueva emisión) para crear unidades monetarias dedicadas que se negocian exclusivamente en la cadena de bloques.

HTML tutorial

Esta publicación es solo para suscriptores

Esta publicación es solo para suscriptores

Prueba 15 días Gratis

Copyright © 2023 DIAFINTECH 

“ Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para fines funcionales (permitir lanavegación web), para optimizar la navegación y personalizarla según tus preferencias asícomo para mostrarte publicidad en base a tu perfil de navegación (p.e páginas visitadas). Si pulsas ACEPTAR, aceptas todas las cookies. Conoce nuestro aviso de privacidad