Ecosistema Regulatorio Fintech en Japón 

Publicado

Retomando la serie y el recorrido por el mundo,el día de hoy nos transportaremos nuevamente a Asia. El día de hoy hablaremos del País con mayor esperanza de vida que hay en el mundo y que es hogar de una de las estaciones de tren más concurrida que hay en el mundo.

Con respecto a los negocios basados ​​en criptomonedas, los negocios relacionados con tokens no fungibles (NFT) se volvieron muy populares a finales del 2020 especialmente en el sector de los juegos en línea. Por otro lado, el segundo sector que supo aprovechar los nuevo ingreso de los tornés no fungibles fueron, los propietarios de contenido, los artistas de arte digital y las agencias de publicidad.

Ahora bien, pasando al sector de los negocios de tokens de valores, hemos visto desarrollos notables desde 2020. En 2021, los negocios de tokens de valores ganaron un impulso más fuerte. Su enfoque principal está en las notas corporativas digitales y las participaciones en acciones tokenizadas de fondos inmobiliarios. Por ejemplo, el 19 de abril de 2021, SBI Securities realizó su primera oferta de bonos corporativos digitales en Japón. Otro ejemplo es la primera oferta pública en Japón de tokens de valores respaldados por activos por parte de una subsidiaria de Kenedix, una de las principales empresas inmobiliarias de Japón. Los tokens de valores respaldados por activos se basan en un esquema fiduciario de emisión de certificados de beneficiarios que utiliza una plataforma de cadena de bloques. La plataforma de la oferta fue proporcionada por Mitsubishi UFJ Trust and Banking Corporation y la oferta fue suscrita por Nomura Securities Co., Ltd. y SBI Securities Co., Ltd.

Cambiando de sector los servicios de pago móvil en Japón, los servicios de “compre ahora, pague después”, (BNPL por sus siglas en inglés) han estado creciendo exponencialmente; tanto dentro del Estado japonés (es decir entre su población) como también con el desarrollo de negocios en el extranjero. Cabe destacar que el año pasado PayPal adquirió Paidy Inc., uno de los proveedores de servicios BNPL más grandes de Japón, esto con el fin de expandir sus servicios BNPL a Japón.

Regulación

En junio de 2020, se modificó la Ley de Ventas, etc. de Instrumentos Financieros (la ASFI), que permite el establecimiento de negocios de intermediación de servicios financieros que sean capaces de intermediar los servicios financieros intersectoriales de banca, valores y seguros bajo un mismo licencia. La ASFI pasó a denominarse Ley de Prestación de Servicios Financieros (la APFS) y entró en vigencia el 1 de noviembre de 2021.

Aparte de las regulaciones aplicables a los Servicios de Intercambio de Criptoactivos (CAES) y los Servicios intermedios de pago electrónico, no existe un marco regulatorio en Japón relacionado específicamente con las empresas fintech. Sin embargo, dependiendo de los servicios prestados por las empresas fintech, pueden estar sujetas a las regulaciones financieras existentes. Estas normas incluyen, entre otros, requisitos para obtener la autorización aplicable en forma de licencia o registro. Una empresa (incluida una empresa extranjera) que desee realizar actividades reguladas en Japón debe obtener la autorización correspondiente del regulador financiero japonés competente, que puede ser la Agencia de Servicios Financieros («FSA») o una de las Oficinas Financieras Locales a las que pertenece el FSA ha delegado parte de su autoridad. Cabe señalar que si una entidad realiza solicitudes en Japón para el uso de sus servicios, dichas actividades de solicitud, incluso si se realizan desde el extranjero, generalmente se considerarán realizadas en Japón.

Los servicios de transferencia de dinero están regulados por la Ley Bancaria y otras leyes aplicables a otras instituciones de depósito. Estos instrumentos legislativos exigen que quienes deseen prestar dichos servicios obtengan la licencia necesaria de la FSA. Una excepción a esto es que los servicios de transferencia de fondos (FTS) que no involucren más de 1 millón de JPY por transferencia pueden proporcionarse si una empresa se registra como FTSP en virtud de la PSA.

Con el objetivo de facilitar un mayor uso de los pagos sin efectivo, la Dieta Nacional (国会 kokkai, es la asamblea u órgano máximo de poder del Estado de Japón de acuerdo con la Constitución japonesa) aprobó un proyecto de ley para modificar el Prostate-Specific Antigen (PSA)  el 5 de junio de 2020 y entró en vigor el 31 de mayo de 2021. El PSA revisado clasifica los FTS de la siguiente manera: 

  1. FTS que involucran remesas que superan 1 millón de JPY por transacción (FTS de categoría 1); 
  2. FTS que correspondan a los FTS actualmente contemplados en el PSA (FTS de Categoría 2);
  3. FTS que involucran remesas de pequeñas cantidades de varias decenas de miles de yenes (FTS de Categoría 3).

Según lo establecido en el PSA revisado, un proveedor de FTS de categoría uno debe obtener la autorización de la F S.A. para operar y cumplir con un código de conducta más estricto que el aplicable a un proveedor de FTS categoría dos. Un proveedor de FTS de categoría uno debe transferir fondos sin demoró después de recibir Los fondos de un cliente. Un proveedor de FTS de categoría tres puede operar siempre que esté registrado en la FSA y esté sujeto a un código de conducta menos estricto que un proveedor de FTS de categoría dos 

Pasando al sector de pagos electrónicos, conocidos en México como Institución de Fondo de Pagos Electrónicos,un emisor de instrumentos de prepago, incluido el dinero electrónico, debe cumplir con las normas aplicables en virtud de la PSA. Cuándo el instrumento de prepago sólo lo puede utilizar el emisor para pagos de sus bienes o servicios, dicho emisor no estará obligado, según establece la PSA a someterse a ningún registro. Por otro lado, los emisores de instrumentos de pago prepago que se puedan utilizar no solo para pagos al emisor por sus bienes o servicios, sino también para pagos a otras partes designadas por el emisor (Como por ejemplo empresas de terceros), estarán obligados a registrarse como un «emisor de instrumentos de pago prepago» bajo la PSA.

Por último, la ley bancaria regula a los proveedores de servicios intermediarios de pago electrónico y facilita la Interfaz de Programación de Aplicaciones abierta. Los proveedores de servicios intermedios de pago electrónico se definen de manera amplia para incluir a los siguientes intermediarios: instituciones financieras con sus clientes, entidades que utilizan la tecnología de la información para comunicar instrucciones de pago a los bancos en función de la confianza de los clientes o entidades que utilizan tecnología para proporcionar a los clientes la información de sus cuentas bancarias. 

HTML tutorial

Esta publicación es solo para suscriptores

Esta publicación es solo para suscriptores

Prueba 15 días Gratis

Copyright © 2023 DIAFINTECH 

“ Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para fines funcionales (permitir lanavegación web), para optimizar la navegación y personalizarla según tus preferencias asícomo para mostrarte publicidad en base a tu perfil de navegación (p.e páginas visitadas). Si pulsas ACEPTAR, aceptas todas las cookies. Conoce nuestro aviso de privacidad