18 principales ‘reglas de dinero de recesión’

Publicado

¿Te preocupa cómo será su situación financiera dentro de un año, o incluso dentro de unos meses, a partir de ahora? Con todas las preocupaciones sobre el crecimiento económico, es razonable preocuparse por una posible recesión.



Pero la clave es comenzar a prepararse ahora para estar en la mejor posición con tu dinero, en caso de que ocurra una recesión fuerte en los próximos seis a 12 meses.

Para aumentar las posibilidades de sobrevivir a una recesión económica, aquí están 17 reglas principales de dinero de recesión:

  1. Crear un fondo de emergencia de 12 a 24 meses. En una economía estable, los expertos recomiendan ahorrar para los gastos de manutención de tres a seis meses.
  1. Minimizar la deuda con intereses altos. Ver si se puede negociar las tasas de interés de la tarjeta de crédito llamando al emisor de tu tarjeta. Si una reducción de la tasa no es una opción, considera transferir tu deuda a una tarjeta con una tasa de interés más baja. O puedes consolidar tus deudas para reducir sus pagos mensuales y ayudar a liberar el capital que pueda necesitar en caso de una emergencia.
  1. Prepárese para pedir dinero prestado. Durante una recesión, muchas personas necesitan pedir dinero prestado para superar tiempos difíciles, y eso está bien. Pero cuando las tasas de interés son altas, los prestamistas analizarán detenidamente su puntaje de crédito, lo que hará que sea más difícil, si no más costoso, obtener la aprobación de los préstamos.
  1. Mantén activas tus cuentas de crédito. Ahora no es el momento de entrar en pánico y cancelar tus tarjetas de crédito. La edad de sus cuentas es un factor en su puntaje de crédito.
  1. Si tu hipoteca está cerca de cumplirse, negocia ahora. La hipoteca fija promedio a 30 años casi se ha duplicado desde el año pasado. Nadie sabe con certeza si esto es lo más alto que subirán las tasas, pero fijar una tasa más baja ahora pueden protegerte si lo hacen.
  2. Si tienes una deuda hipotecaria a bajo interés, quédate quieto. Mucha gente cree que pagar la deuda durante una recesión es una buena idea. Puede ser mejor hacer pagos mínimos y mantener el efectivo accesible. ¿Por qué? Porque si sucede lo peor y terminas perdiendo una fuente de ingresos, el dinero que has ahorrado puede ayudarte a recuperar los gastos hasta que recuperes la estabilidad financiera.
  1. Compra al por mayor si puedes. Cualquier cosa que sea un ahorro de costos hoy que necesitará y usará en el futuro le ahorrará aún más dinero más adelante, si la inflación continúa.
  1. Opta por productos congelados. Si siempre compra frutas y verduras frescas, considera comprarlas congeladas. A menudo, los productos que se encuentran en la sección de congelados son igual de saludables, durarán más y costarán mucho menos.
  2. Compra de marcas genéricas. Los artículos como bolsas de basura, papel, maquillaje, champús, alimentos para mascotas, productos enlatados y otros comestibles a menudo se pueden comprar a un costo menor y, en general, ofrecen prácticamente el mismo producto
  3. Considera el costo de la gasolina. Si estás de compras o haciendo mandados, calcula cómo puedes realizar múltiples tareas en una salida en lugar de múltiples viajes.
  4. Construye tu fondo de emergencia antes de invertir en la caída. No comiences a invertir a largo plazo hasta que haya establecido su fondo de emergencia. Una pérdida de ingresos puede hundirte en deudas, y las deudas con intereses altos pueden contrarrestar los rendimientos de las inversiones.
  1. Invierte en industrias a prueba de recesión. El miedo a comprar las acciones equivocadas se puede mitigar invirtiendo en negocios establecidos y bien conocidos. Los inversores pueden querer considerar sectores que generalmente funcionan bien en una desaceleración económica, como los productos básicos de consumo, los servicios públicos y la atención médica.
  1. Busca correlaciones negativas. Diversifica tu cartera comprando clases de activos que tengan correlaciones bajas o negativas en pares. Esto puede ayudar a minimizar la cantidad de dinero que se perderá a corto plazo si las acciones siguen cayendo porque una clase de activos tenderá a subir de valor mientras que la otra bajará.
  2. Si estás considerando un cambio de carrera, busca puestos a prueba de recesión. Aunque ningún trabajo es completamente seguro durante una recesión, ciertos trabajos como los de los servicios esenciales ofrecen más seguridad.
  1. Crear fuentes adicionales de ingresos. Uno de los mayores riesgos que enfrentan los consumidores durante una recesión es la pérdida de ingresos. Rellena ese riesgo asumiendo un trabajo adicional.
  1. Revende tus cosas. Los vendedores de segunda mano prosperaron durante la Gran Recesión. Vende artículos que ya no uses a tiendas de segunda mano.
  2. No te asustes: las recesiones no duran para siempre. Si pierdes su trabajo o tus ingresos cambian, es posible que tengas que hacer recortes significativos o gastar tu fondo de emergencia, pero siempre puedes recuperarlo más adelante. Desde 1900, la recesión promedio ha durado unos 15 meses.
HTML tutorial

Esta publicación es solo para suscriptores

Esta publicación es solo para suscriptores

Prueba 15 días Gratis

Copyright © 2023 DIAFINTECH 

“ Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para fines funcionales (permitir lanavegación web), para optimizar la navegación y personalizarla según tus preferencias asícomo para mostrarte publicidad en base a tu perfil de navegación (p.e páginas visitadas). Si pulsas ACEPTAR, aceptas todas las cookies. Conoce nuestro aviso de privacidad